El cuero cabelludo. Introducción.

El cuero cabelludo es la extensión de piel que cubre el cráneo de los seres humanos.

Del griego bíos, que significa vida y lógos, estudio o tratado, la biología es el estudio de la vida, de los seres vivos, de la materia viva que constituye, de su estructura y de sus procesos vitales. En el caso concreto de la piel, se trata del estudio de los elementos y materias que la componen y sus funciones.

Trataremos el cuero cabelludo como un conjunto, como el espacio vital del cabello, un medio perfectamente equilibrado que permite su normal desarrollo: su hábitat. Y, prácticamente todas las definiciones que aquí hacemos sobre la piel son extensibles al cuero cabelludo.

Debido a su localización, el cuero cabelludo presenta unas particularidades con respecto al resto de la piel del cuerpo; especialmente, la presencia de pelos largos, denominados cabellos, que lo recubren formando la cabellera.

El cuero cabelludo es parte de una membrana que envuelve la esfera de la cabeza; de manera que, dependiendo de la anatomía craneal, su espesor varía de una zona a otra. Es fácil observar que el cuero cabelludo alcanza un mayor espesor en la zona occipital que en la zona frontal, donde se estrecha y se pega al hueso; de hecho, en la parte superior no se aprecia la hipodermis. Su capa más externa, la capa córnea es fina, blanca y translúcida. Y, al igual que en el resto de la piel, es posible observar, a simple vista, que existen unos orificios de tamaño diminuto por donde sale el cabello y el sebo y otros, por donde aparece el sudor.

Entre las funciones de la piel, que más adelante observaremos, destaca la de muralla o barrera defensiva. Y el cabello es una de la estrategias que desarrolla la piel para protegerse y proteger el organismo. Este proceso es el resultado de una intensa actividad cutánea.

En la piel en general, y en el cuero cabelludo en particular, se produce una coincidencia de los procesos biológicos que permiten el mantenimiento y la creación de sus propias estructuras. No en vano, el cuero cabelludo es una de las partes del cuerpo humano donde se producen cuatro grandes actividades epiteliales en su máximo grado: epidérmica, sebácea, sudoral y folicular. Todas a la vez.

El organismo tiene una gran capacidad de adaptarse a las condiciones ambientales, fabrica lo que necesita, lo que considera rentable desde el punto de vista del esfuerzo en construirlo y su beneficio.

Hoy en día vivimos, trabajamos y nos desplazamos protegidos de los factores ambientales (la ropa, el aire acondicionado en casa, en el coche, en el trabajo…), por lo que es natural que nuestro pelo vaya desapareciendo; ya no es tan útil como cuando vivíamos en cuevas, cazábamos y estábamos expuestos, constantemente, a las inclemencias meteorológicas.

La pérdida progresiva del pelo es una consecuencia directa de la evolución de la especie humana. Hoy por hoy, al margen de sus funciones biológicas, el cabello representa un importante atributo personal de especial relevancia en nuestras relaciones socioculturales.

human-evolution

2017-05-23T11:04:50+00:00

Información de contacto Jaldún

Blas Selva Mendiola 2, 03202 Elche (Alicante) España

Phone: 96 666 04 19

Web: Jaldun Salud Capilar

This Is A Custom Widget