Anexos cutáneos

Imágenes propiedad exclusiva de Jaldún Salud Capilar

Se denominan anexos cutáneos a los apéndices o partes adjuntas a la piel.

Además de los pelos y uñas (anexos queratinizados), externos y evidentes, en la piel se encuentran otro tipo de anexos producidos por invaginaciones de la epidermis: el folículo piloso y las glándulas sebáceas y sudoríparas.

El folículo piloso y la glándula sebácea constituyen una unidad anatómica. Es en esta unidad foliculosebácea donde se originan los pelos y asociados a ella encontramos unas estructuras adicionales de la dermis: la papila y el músculo piloerector, con lo que mantiene una estrecha relación anatómica y funcional.

Embriología

A partir del tercer mes de vida fetal, en la hoja más externa de las tres que componen el embrión, el ectodermo, empiezan a aparecer unos agrupamientos celulares. Las células de estos agrupamientos son cada vez más numerosas y posteriormente se alargan, penetrando en el mesodermo, formando el definitivo germen piloso. Bajo el germen piloso se reúnen un grupo de células mesodérmicas que son las precursoras de la papila.

Al tiempo que este crecimiento invaginado de células epiteliales se va desarrollando aparecen unos abultamientos; un grupo de células del tercio superior del folículo crece, adentrándose en la dermis adyacente y se singularizan en las glándulas sebáceas. También observamos, en su parte inferior , otro ensanchamiento de la pared del folículo, conocido como protuberancia, donde se insertará el músculo piloerector.

En la zona más profunda, las células se agrupan formando el bulbo, que envuelve la papila. A través de la papila, las células del bulbo reciben los nutrientes que les permiten reproducirse, iniciando la formación del pelo. Finalmente, esta formación asciende hasta interrumpir en el exterior.

38-desarrollo embrionario de los anexos cutaneos

A los cinco meses de gestación, en algunos folículos situados en determinadas zonas corporales (axilas, pubis, etc.) surgen nuevos engrosamientos, por encima de la glándula sebácea, que derivarán en la glándula sudorípara apocrina.

Simultáneamente, en otros agrupamientos celulares independientes del germen piloso, en el germen ecrino, se desarrollan las glándulas sudoríparas ecrinas. Y en la parte dorsal de las extremidades de los dedos, las células germinativas progresan en profundidad, hacia atrás, iniciando la diferenciación de las uñas.

Las uñas

Las uñas son láminas córneas flexibles, duras, lisas, convexas y translúcidas, situadas en la cara dorsal de la última falange de los dedos de las manos y de los pies.

Están constituidas por escamas epiteliales planas de queratina dura, fuertemente adheridas entre sí, agua (10% aprox.), lípidos y minerales (hierro y calcio, principalmente). Su superficie tiene estrías longitudinales paralelas que se acentúan con la edad.

La formación de las uñas, como la del pelo, es un proceso complejo aún no definido totalmente, pero su crecimiento es continuo y uniforme (o,1 mm/día), mientras se conserva la matriz. Desde la matriz se producen células aplanadas de queratinización abrupta, que se funden en una masa compacta formando la uña.

Su crecimiento es más rápido en las manos que en los pies, particularmente en los dedos largos. La longitud que, generalmente, alcanza en los adultos es de entre 1,5 y 2,5 cm y su espesor es de 0,5 a 0,75 mm.

Las uñas protegen las puntas de los dedos  de los constantes traumatismos que sufren y les ofrecen un contrapunto ideal para sujetar objetos.  Además las uñas sirven para escarbar, cortar, arañar, hurgar…

Estructura

El conjunto de la uña, la lámina ungueal, , se encuentra insertada en la piel, sobre la matriz de la que proviene y rodeada de tejidos blandos, los repliegues ungueales, que cubren la raíz y los laterales de la uña.

En la lámina ungueal podemos distinguir una parte no visible, la raíz, y el lecho ungueal, sobre el que se desliza y al que se adhiere. Y otra visible, el cuerpo ungueal o uña propiamente dicha, con un extremo libre, no adherido al tejido subyacente.

La matriz que origina la lámina ungueal tiene prácticamente la misma estructura que la epidermis, de la cual es continuación especializada. En ella podemos distinguir una hilera de células basales y una capa de células espinosas, de queratinocitos que se aplanan; no existe estrato granuloso ni por lo tanto gránulos de queratohialina. Y los melanocitos que contiene sólo son activos en los individuos de raza negra.

39- Estructura de la uña

La porción anterior de la matriz, en la parte de la uña ya visible, es la lúnula. La lúnula es una zona blanca, con forma semilunar, de ahí su nombre. Su color se debe tanto a una queratinización incompleta como a que la matriz, más gruesa que la epidermis del lecho ungueal, no permite transparentar los capilares subyacentes. La porción anterior del repliegue supraungueal o posterior, fina y queratinizada, es la cutícula.

La vascularización de las uñas depende de las arterias, que forman una red subpapilar; el arco arterial proximal, paralelo a la lúnula, y el distal, paralelo al borde libre de la uña. Y su inervación está comprendida por nervios sensitivos y vasomotores.

2017-05-23T11:04:47+00:00

Información de contacto Jaldún

Blas Selva Mendiola 2, 03202 Elche (Alicante) España

Phone: 96 666 04 19

Web: Jaldun Salud Capilar

This Is A Custom Widget